Cuando pensamos en presentarnos a un examen oficial de inglés, a menudo nuestro peor temor es la parte de speaking. Y es que en la mayoría de los casos hemos aprendido inglés en el colegio basándonos en la gramática y no en acostumbrarnos a hablar. Pero, don't worry! Te dejamos nuestros mejores trucos para que tu examen de speaking sea a piece of cake.

Guía descargable:  Los errores de los españoles en inglés y cómo evitarlos.

 

  1. El primer paso es estudiarte la estructura del examen al que te vas a presentar para que no te pille de improviso. Por ejemplo, en el speaking del First Certificate de Cambridge tendrás que empezar hablando de ti mismo. A continuación, te darán una foto y te harán preguntas sobre ella para que la describas. Después tendrás que hablar durante un minuto comparando dos fotos entre sí y por último tendrás un debate con tu compañero.
  2. Hablando de compañeros, es muy buena idea presentarte al examen de speaking con alguien que ya conozcas y con quien tengas confianza, ya que os compenetraréis mejor y los dos saldréis beneficiados.
  3. Prepárate los temas más comunes sobre los que suelen preguntar en los exámenes de speaking: tu pasado, tus planes de futuro, tu vida cotidiana, dónde vives... Prueba a grabarte para detectar qué aspectos necesitas pulir.
  4. Repasa a fondo los conectores (imprescindibles para enlazar tus ideas entre sí y que tu discurso quede fluido y natural) y las expresiones y frases hechas adecuadas a tu nivel. Ten preparadas un par de frases para situaciones comunes durante el examen, como pedir aclaraciones (Sorry, I'm not sure what you mean) o corregirte a ti mismo (What I'm trying to say is...).
  5. ¡YouTube es tu amigo! Los vídeos en inglés no solo te ayudarán a perfeccionar tus habilidades de listening, sino también a estar preparado para los exámenes de speaking. Y es que hay un montón de vídeos específicos sobre este tipo de exámenes donde puedes ver ejemplos reales. Prueba a buscar speaking exam + el nombre del examen al que te presentes. Si no encuentras ejemplos busca su equivalente en los exámenes de Cambridge, que son de los más conocidos.
  6. Para muchos españoles, la pronunciación es un auténtico reto. Más que empeñarte en hablar "sin acento" (¡todos tenemos acento, incluso en nuestro idioma nativo!), intenta evitar los errores más comunes de pronunciación, como convertir la hache aspirada en una jota española. También puede ayudarte dar un repaso la tabla de fonemas ingleses del British Council.
  7. Practice, practice, practice! Ya sabes que la única manera de aprender a hablar inglés es hablando inglés, así que no desaproveches ninguna oportunidad para practicar. Apúntate a un intercambio de idiomas, busca actividades en inglés en tu ciudad...
  8. Y por último, un consejo muy tonto para que los nervios no te jueguen una mala pasada el día del examen: piensa en lo que vas a decir. Hacer demasiadas pausas está penalizado, pero siempre es mejor pararte un momento al principio para respirar hondo y organizarte que hacerte un lío después. Good luck!

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

 

Añadir nuevo comentario