Inglés profesional: las claves del inglés médico

Home » What’s Up! Blog » Inglés profesional: las claves del inglés médico

Las ciencias de la salud constituyen uno de los sectores más exigentes con el inglés ya que no solo es necesario a la hora de tratar a pacientes extranjeros, sino que es una herramienta imprescindible para estar al día en los avances del sector. Además, desde hace años, cientos de enfermeros y médicos españoles se han ido a trabajar al Reino Unido, gracias a la buena imagen que tiene su formación. En cualquier caso, el inglés es imprescindible para estos profesionales, y si eres uno de ellos lo sabrás bien.

Guía descargable: Aprende a afrontar un proceso de selección en inglés

 

El vocabulario médico

Gran parte del vocabulario médico es de origen latino, al igual que en español. Por ejemplo tenemos muchas especialidades médicas que se parecen: dermatólogo = dermatologist, oncólogo =  oncologist, traumatólogo = traumatologist y así podemos seguir un buen rato.

Sin embargo no siempre es así y ahí es cuando empiezan los problemas. Buena muestra de ello es el false friend sanidad≠sanity. Es tentador, sin embargo, sanity se refiere a la salud mental. Cuando en español hablamos de sanidad, nos referimos a healthcare. De la misma manera, medulla no es médula (spinal cord) sino bulbo raquídeo y obcecation no es obcecación, sino ceguera parcial.

¡Hay que tener cuidado con estos detalles si no queremos meternos en un lío! Para consultar dudas, lo ideal es ir a un diccionario monolingüe especializado como éste.

Otro aspecto a tener en cuenta es que las palabras de origen latino pueden tener una pronunciación que difiera de lo que estamos acostumbrados, por eso es recomendable informarse de cómo se pronuncian o no nos entenderán. ¡Ten cuidado con los errores típicos!

At the GP’s office

El general practitioner es nuestro médico de familia y constituye el primer contacto que tiene el paciente con el personal sanitario. Lo primero será identificar qué le ocurre al paciente y trasladarlo a un documento que en inglés se llama presenting complaint. Naturalmente, los pacientes no son profesionales y no utilizarán un lenguaje específico, sino expresiones parecidas a estas:

  • I have a recurrent pain in my chest since last Sunday, it appeared out of the blue.

  • My gynecologist told me I was at risk for diabetes during my pregnancy.

  • Last year my mother was diagnosed with Helicobacter pylori infection, her doctor told her that it could have been transmitted to her children during lactation.

Algunos términos que te serán útiles durante la exploración son los siguientes:

  • chronic – crónico

  • condition – enfermedad

  • acute – agudo

  • stroke – ictus

  • heartburn – acidez estomacal

  • set (something) off – desencadenar, activar algo

  • bring on – provocar, desatar

  • itchy – prurito, picor

  • inflamed – inflamado

  • rash – erupción

  • to be short of breath – tener dificultades para respirar

  • swollen – hinchado

  • run my fingers over… – pasar los dedos por…

Trying to be gentle

Por último, es importante procurar tener delicadeza con los pacientes, intentando usar expresiones que rebajen la tensión y haciéndoles sentir cómodos en la medida de lo posible. Esto a veces es complicado cuando hablamos un idioma que no es el nuestro. Para no sonar brusco, puedes utilizar adverbios como just, little, only, por ejemplo:

  • May I just have a little look at that rash?

  • It’s probably only a heartburn

  • You´ve had me pain for just a few days, right?

También se puede usar el plural, especialmente con la fórmula let’s… o con el uso de verbos modales que rebajen la “dureza” del verbo con el objetivo de que no parezca que estás dando órdenes, así sonarás más educado:

  • Let’s take a look at that ankle

  • We should try to keep it to five cigarettes a day

  • Let’s take an MRI, just to be sure everything is alright.

¿Se te ocurre alguna forma más? Quizás te venga bien echar un vistazo a nuestro artículo sobre la atención al cliente.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Compartir:

Deja una respuesta

Necesitas practicar todo lo que has aprendido en nuestro blog,
¡y lo sabes!

What’s Up! te está esperando



Actividades 100% in English!

Lánzate sin miedo y pásalo genial sin perder de vista tu objetivo: hablar inglés.

Welcome to the English Revolution 2.0

En What’s Up! queremos hacer que aprender inglés sea mucho más fácil, más divertido y más cómodo que nunca. Por eso nos hemos adaptado al nuevo contexto y te ofrecemos muchas novedades para adaptarnos totalmente a tus necesidades y estar más cerca de ti.

Novedad: todas las clases son presenciales pero tú eliges, en la academia o por videoconferencia en directo ¡Tú eliges!

Nuestra metodología 100% Living English es ahora más revolucionaria que nunca: recuerda que en What’s Up! tú eliges cuando empiezas tu curso, tú eliges a cuantas clases quieres asistir durante la semana, tú eliges el horario que mejor encaja con tu ritmo de vida y ahora además podrás elegir la modalidad de estudio que se adapta mejor a ti. Ahora podrás escoger entre asistir a clase en la academia o hacer tus clases desde casa siguiendolas por videoconferencia totalmente en directo. ¡Tú eliges!

Nuevos horarios

Nuestro horario ahora es de lunes a viernes de 11h a 21h y para respetar los nuevos límites de aforo, deberás pedir cita previa por teléfono para poder gestionar tus consultas académicas (si ya eres student de What’s Up!) o para informarte sobre nuestros cursos.

La seguridad es lo primero

Hemos equipado nuestros centros What’s Up! con todas las medidas de seguridad y de distanciamiento social necesarias para cumplir con todas las normas sanitarias.

¡Queremos conocerte!

Para más información rellena el siguiente formulario y contactaremos contigo lo antes posible.