Uno de los mejores aliados que puedes tener si estás aprendiendo un idioma es el diccionario. En algunos idiomas, hay diccionarios oficiales, procedentes del equivalente en cada país a la Real Academia de Lengua, que son generalmente los más fiables. Pero, ¿qué ocurre con el inglés? Al no tener órgano unificador de la lengua, no hay un diccionario oficial, sino que cada institución saca el suyo. Por tanto, hay mucho más donde elegir, y puede ser difícil al principio. Te contamos cómo elegir tu diccionario.

 

Monolingüe o bilingüe

Una de las primeras cosas que deberías tener en cuenta es que vas a necesitar un diccionario monolingüe si tienes intención de mejorar tu inglés rápido. Un bilingüe está bien para empezar, y es más cómodo, pero el monolingüe te obliga a hacer un esfuerzo extra que te ayudará en tu aprendizaje.

 

Guía gratuita: Inglés para el sector educativo

 

Online o físico

Mucha gente prefiere tener su diccionario físico en la estantería, y disfruta de pasar páginas buscando un término, y de abrir el diccionario al azar y ver qué palabra aparece, pero estas preferencias son en realidad la única diferencia. Los diccionarios online se han perfeccionado tanto que ya no presentan ninguna desventaja notable frente a los físicos, e incluso tienen funciones adicionales muy útiles, como los audios con ejemplos de pronunciación. Por tanto, esta elección es totalmente personal.

 

Los formales

Hay varios diccionarios más conocidos, con instituciones grandes que responden por ellos. Estos diccionarios tienden a ser más exactos, pero también más lentos a la hora de incluir términos. Son claramente superiores para buscar palabras antiguas, o que lleven usándose ya algunos años:

Oxford English Dictionary (OED)

El diccionario de inglés por excelencia, se considera el más completo y erudito de todos. En su formato físico son veintiún volúmenes, aunque existe una edición compacta de un solo volumen. Está valorado entre los 400 y los 1 000 dólares, según la edición.

Se puede acceder a una versión gratuita en la web, con explicaciones de gramática y diccionario de sinónimos. Cuenta con audios de pronunciación, oraciones de ejemplo y definiciones monolingües.

Cambridge English Dictionary

Probablemente la segunda editorial más conocida, Cambridge tiene diccionarios físicos de gran calidad y algo más económicos. Su versión online también tiene varios recursos y funciones útiles.

Merriam-Webster

Los diccionarios más conocidos de inglés americano. Aunque los anteriores son internacionales, estos se centran en la ortografía, uso y matices de la lengua inglesa hablada en América.

 

Los informales

Si estás leyéndote un libro reciente, viendo una serie o conversando con un amigo de habla inglesa, es posible que te encuentres con términos demasiado modernos para los diccionarios clásicos. Aquí es donde son útiles los diccionarios online colaborativos.

Urban Dictionary

Este diccionario es perfecto para buscar los términos más recientes y más políticamente incorrectos. Es el lugar en el que más slang vas a encontrar, pero ten en cuenta que cualquiera puede añadir términos y definiciones. Hay muchas entradas muy ofensivas, y es necesario comparar y contrastar para asegurar que la información es correcta.

Wordreference

A pesar de ser un diccionario bilingüe, es un gran recurso de referencia rápida. La gran ventaja de este diccionario son los foros. Si buscas frases o términos compuestos, puedes encontrar hilos de discusión que te pueden aclarar dudas que otros diccionarios no.

 

Por supuesto, hay muchísimos más recursos tanto físicos como online. Busca el que mejor te venga, y nunca olvides cuánto te puede ayudar.

 

Posts relacionados:

 

New Call-to-action

 

Añadir nuevo comentario