El mundo de los idiomas: los traductores y los intérpretes

Home » What’s Up! Blog » El mundo de los idiomas: los traductores y los intérpretes

¿Sabías que… en el mundo se hablan cerca de 7000 lenguas diferentes? En un mundo tan globalizado como el nuestro, no es sorprendente que haya un montón de puestos de trabajo en torno a los idiomas. Uno de los más comunes es el de los traductores y los intérpretes. ¿Conoces la diferencia?

Guía descargable: Aprende a afrontar un proceso de selección en inglés
 

Es muy sencillo: los traductores se especializan en pasar textos escritos de un idioma a otro, mientras que los intérpretes trabajan con el idioma hablado. Un libro es traducido por un traductor, pero el profesional que se asegura de que los asistentes a una conferencia entiendan al ponente es un intérprete. La carrera de Traducción e Interpretación, por tanto, forma a los alumnos para dos profesiones distintas. Y aunque algunos traductores son también intérpretes y viceversa, también hay muchos que trabajan solo como traductores o solo como intérpretes.

El trabajo del traductor

Para ser un buen traductor no basta con hablar dos idiomas: hay que contar con conocimientos profundos de ambas lenguas, ser una persona atenta al detalle, tener habilidad para investigar todo tipo de materias y redactar con mucha soltura. Lo ideal es que siempre se traduzca desde la lengua extranjera hacia la lengua nativa; por ejemplo, una persona española con excelente nivel de inglés podría formarse para ser traductor de inglés a español.

Dentro de la traducción existen muchas especialidades diferentes. Normalmente los traductores no traducen de todo, sino que se especializan en una o varias áreas, por ejemplo:

  • Traducciones juradas. Para realizar trámites en un país extranjero, necesitas que los documentos que presentes estén en el idioma del país de destino y además hayan sido traducidos por un traductor jurado (acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores). De esta manera, el documento traducido tendrá la misma validez legal que el original.
  • Traducciones jurídicas. Ojo, ¡no confundir con la anterior! Los traductores jurídicos se especializan en textos de tipo legal, pero no tienen por qué ser necesariamente traductores jurados.
  • Traducciones técnicas. Por ejemplo, manuales de funcionamiento de aparatos industriales.
  • Traducciones médicas. Estas no solo exigen conocer a la perfección el mundo de la medicina (y a veces, descifrar caligrafía de médicos) sino también dominar las equivalencias entre medicamentos de diferentes países.
  • Traducciones literarias. Aunque se suele pensar en el estereotipo del traductor que traduce libros, en realidad son solo una pequeña parte del mercado de la traducción.
  • Traducciones de marketing. Aquí el traductor tiene algo más de licencia para ser creativo y adaptar el mensaje a la cultura del país de destino.
  • Traducciones audiovisuales. Para subtítulos y doblajes de películas.

Esto son solo algunos ejemplos, pero existen tantas especialidades de traducción como tipos de textos escritos. ¡Todo un mundo por descubrir!

El trabajo del intérprete

Mientras el traductor suele trabajar con su ordenador, desde casa o desde una oficina, el intérprete se desplaza allá donde requieran sus servicios. Al igual que ocurre con la traducción, dentro de la interpretación también hay varias especialidades diferentes:

  • Interpretación simultánea. Esta es la «magia» que permite que los asistentes a una conferencia escuchen el discurso en su propio idioma a la vez que habla un ponente extranjero. Requiere contar con equipo especializado y con dos intérpretes profesionales que se van turnando.
  • Interpretación consecutiva. Aquí el ponente habla durante un cierto periodo de tiempo y después se detiene para que el intérprete pueda reproducir su discurso. Un intérprete de consecutiva profesional no va frase a frase, sino que toma notas y puede repetir muchos minutos de un discurso de una sola vez.
  • Interpretación de enlace. En este tipo no hay un solo ponente y varios receptores, sino que se trata de una conversación donde el intérprete transmite lo que se dice entre unos y otros.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Compartir:

Deja una respuesta

Necesitas practicar todo lo que has aprendido en nuestro blog,
¡y lo sabes!

What’s Up! te está esperando



Actividades 100% in English!

Lánzate sin miedo y pásalo genial sin perder de vista tu objetivo: hablar inglés.

¡Queremos conocerte!

Para más información rellena el siguiente formulario y contactaremos contigo lo antes posible.