El orden de los factores no altera el producto... salvo si se trata de construir frases en inglés. Si quieres mejorar tu writing, necesitas ser capaz de ubicar con precisión todos los elementos de una oración. Hoy vamos a ver uno de los aspectos más tricky: el orden de los adjetivos.

Guía descargable:  Los errores de los españoles en inglés y cómo evitarlos.

 

Básicos sobre el orden de las frases en inglés

Para dominar la gramática inglesa, es muy importante saber colocar correctamente todos los elementos de una frase. Mientras que en español solemos tener mucha libertad para colocar las palabras en diferente orden, el inglés es mucho más rígido en este aspecto: si descolocas una frase, lo normal es que no se entienda ¡nada de nada! Así mismo, hay elementos que son imprescindibles, por ejemplo el sujeto del verbo (que en español sí que puede quedar implícito).

El orden básico de una frase en inglés es sujeto + verbo + objeto y complementos. Ejemplos: I saw a movie yesterday, Peter always goes to the church on Sundays, my sister is very bossy.

Dentro del objeto y los complementos de un verbo, podemos tener varias clases de palabras. Las más comunes son los sustantivos (o nombres) y los adjetivos, que añaden cualidades a esos nombres. En castellano el adjetivo suele ir después del nombre, mientras que en inglés es al revés: primero los adjetivos y después el sustantivo. Ejemplo: I bought a wooden chair.

El problema que nos encontramos a veces es que tenemos que añadir varios adjetivos a un mismo sustantivo, ya que queremos contar varias cosas sobre él, y nos puede surgir la duda sobre en qué orden van. Pues bien, en este caso tenemos una regla muy clara y fácil que solo tendrás que aprenderte.

 

El orden de los adjetivos en inglés: la chuleta definitiva

Existen 11 clases de adjetivos en inglés, y siempre van en el mismo orden dentro de una oración. Así que presta atención a esta lista:

  1. Number (número). Los números cardinales u ordinales pueden servir como adjetivos, si preceden a un nombre y sirven para añadir información sobre él. Ejemplos: the second row, six coins.
  2. Opinion (opinión). Esto es, lo que pensamos sobre esa cosa o persona. Ejemplos: a controversial opinion, a funny book, a good teacher.
  3. Size (tamaño). Lo que su nombre indica: a tall mountain, a big cat.
  4. Shape (forma). Aquí no solo se incluyen adjetivos como redondo o circular, sino también los de peso. Ejemplos: a heavy table, a round room.
  5. Condition (estado). Cómo se encuentra esta cosa o persona en un momento determinado. Ejemplos: a clean glass, a broken umbrella.
  6. Age (edad). Estos adjetivos se refieren a los años o la antigüedad de algo o alguien. Ejemplos: an old chair, a modern building.
  7. Colour (color). Aquí no solo se incluyen los colores básicos, sino también adjetivos tipo "rojizo" o "amarillento". Ejemplos: a reddish fruit, a yellowish wall.
  8. Pattern (estampado). El patrón o dibujo de un material o un animal. Ejemplos: a spotted dog, a stripped dress.
  9. Origin (origen). De dónde viene la cosa (o la persona). Ejemplos: an American girl, the Nordic countries.
  10. Material (material). De qué está hecho algo. Ejemplos: a plastic fork, a ceramic bowl.
  11. Purpose (objetivo). Este tipo de adjetivos describen para qué está hecho algo y suelen tener forma de gerundios. Ejemplos: a fishing rod, a drawing board.

¿Cómo puedo aprenderme el orden de los adjetivos en inglés?

Puede que estés pensando "vale, muy bien pero ¿cómo me aprendo esto ahora?". Como tantas cosas del inglés, el orden de adjetivos puede ir aprendiéndose poco a poco con la práctica, pero hay algunos trucos que puedes usar para echarte un cable al principio:

  • Para empezar, puedes ponerte el reto de construir frases con todos los adjetivos posibles en el orden adecuado. Por ejemplo, "six beautiful small square clean old blue spotted Spanish plastic clothing buttons".
  • Otro recurso al que puedes recurrir es la visualización. Por ejemplo, puedes imaginarte los adjetivos como círculos concéntricos, desde el más grande (número) hasta el más pequeño (objetivo). Dentro de cada uno de ellos, puedes imaginarte una cosa que represente a ese adjetivo: un número enorme, una persona opinando que sea solo un poco más pequeña... y así hasta llegar a algo pequeñito que asocies a "objetivo" (por ejemplo, una caña para pescar).
  • Si practicas inglés con algún compañero, puede ser una buena idea convertir el orden de los adjetivos en un pequeño juego competitivo. Probar a pensar 10 adjetivos de cada clase, escribidlos sobre pequeños trozos de papel y metedlos todos en una bolsa. A la voz de ¡ya!, tenéis que sacar cinco adjetivos al azar y gana el primero que consiga ordenarlos de manera correcta.
  • Y para terminar, ya sabes cuál es el mayor secreto del inglés: practice, practice, practice. Los ejercicios prácticos son la mejor manera de integrar la gramática de manera natural y hay un montón de recursos online gratuitos que los incluyen así que ¡no tienes excusa!

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

 

Social Media: 

Añadir nuevo comentario