Al terminar los estudios de primer ciclo, mucha gente opta por continuar su formación en el extranjero. Puede parecer complicado, pero tiene bastantes ventajas:

  • es una oportunidad para perfeccionar tu inglés (o el idioma en el que elijas estudiar).
  • estudiar en más de una universidad te pondrá en contacto con más puntos de vista diferentes y te ayudará a conocer entornos más diversos.
  • es una experiencia muy enriquecedora a nivel profesional y personal.
  • es una gran forma de conocer a gente y ampliar tu red profesional.
  • contar con estudios en más de un país queda muy bien en un currículum.

 

Guía descargable: Aprende a afrontar un proceso de selección en inglés

 

Si ya has decidido que vas a lanzarte a la aventura, tendrás que elegir destino. Tu elección debería depender de tu área profesional, pero en principio, te interesará estudiar en Europa. Existen becas como la Erasmus Mundus a la que quizás puedas optar. También hay destinos fuera de Europa a tener en cuenta. Aquí tienes una lista de países que te pueden interesar.

 

Alemania

La mayoría de las universidades tiene estudios en inglés, pero también tendrás oportunidad de aprender alemán.

Las universidades alemanas gozan de mucho prestigio internacional, en especial la universidad de Múnich, la de Heidelberg y la universidad de Humboldt, de Berlín. Además, ni Berlín ni Múnich son excesivamente caras, y el coste de los estudios es muy inferior al de otros países.

 

Reino Unido

Una de las opciones más lógicas si te interesa perfeccionar tu inglés o no conoces ningún otro idioma. Lo más interesante es la cantidad de universidades prestigiosas con las que cuenta. No solo están Oxford y Cambridge, también hay otras como Southampton o Edimburgo, que están entre las más valoradas del mundo.

Lo malo es que los estudios en Reino Unido son tremendamente caros, con precios superiores a las nueve mil libras en algunos casos. Además, en algunas ciudades inglesas, la vivienda y el ocio también son caros, así que mejor hacer cálculos (y buscar becas) antes de elegir.

 

Bélgica

Si te interesa estudiar en un país con tres idiomas oficiales y gran relevancia en la Unión Europa, tienes varias opciones. Tanto la universidad de Gante como la de Amberes tienen una oferta de estudios variada, y en ambas se puede optar a becas europeas y cursos de idiomas. También hay muchas otras universidades, tanto públicas como privadas, sobre las que te puedes informar.

 

Francia

La cercanía, el prestigio internacional y el precio de los estudios son tres grandes ventajas de las universidades francesas. Hay varias universidades muy conocidas en París, como la Escuela Normal Superior, aunque la vivienda en la capital sí que supone un gasto considerable. Hay otras ciudades en las que también puede ser interesante estudiar, como Nantes o Lyon.

 

Estados Unidos

Un máster en una universidad estadounidense puede abrir muchas puertas en algunos sectores. Al no contar con los beneficios de un país miembro de la Unión Europea, los trámites necesarios son más complejos. También está el problema de la financiación, ya que los estudios son caros, y más aún si se trata de una universidad de renombre. El proceso de admisión también es diferente, y puede llevar tiempo, así que necesitarás planearlo con antelación.

 

¿Te apetece la aventura de estudiar en el extranjero? Pues empieza a valorar tus posibilidades. ¡Será una experiencia inolvidable!

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

 

Añadir nuevo comentario