El inglés oral es una de las grandes asignaturas pendientes de los españoles... pero como con cualquier otra cosa, proponértelo en serio es tener la mitad del camino hecho. Y para recorrer la otra mitad, ¡no te pierdas estas cinco claves!

Guía descargable: Recursos para hacer crecer tu inglés en 2017

 

1) Escucha inglés

El inglés hablado y el inglés escrito requieren habilidades diferentes. Si has estudiando inglés "siguiendo el libro" y haciendo ejercicios de gramática, necesitas poner tu oído al día. Y para eso, la única solución es escuchar inglés.

Por suerte, a día de hoy lo tienes muy fácil para practicar. Estas son solo algunas ideas para empezar:

  • Descárgate tus películas y series favoritas en inglés (con subtítulos también en inglés, si lo necesitas).
  • Escucha podcast mientras haces recados o en el camino al trabajo.
  • Busca vídeos de YouTube y charlas TED de tus temas favoritos en inglés. ¿Quién dijo que aprender idiomas era aburrido?

2) Supera tu vergüenza

Ya, ya sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo. Pero en muchos casos, lo que nos impide hablar inglés no es la falta de conocimientos... ¡es el miedo!

Pero lo cierto es que no hay nada que temer. No pasa nada si cometes errores: nadie espera que hables como un nativo desde el primer día, lo importante es que lo intentes. Y en cuanto al acento, olvídate de los complejos. Todos los hablantes de un idioma tienen acento, incluso los propios nativos. Lo fundamental es que seas capaz de hacerte entender, no que hables como un londinense.

3) Canta en inglés (aunque sea en la ducha...)

Si te gusta la música, estás de suerte. Y es que una de las mejores maneras de aprender la pronunciación inglesa es analizando cómo suenan tus canciones favoritas. Si aprendes a cantarlas, te darás cuenta enseguida de qué sonidos riman entre sí y de las correspondencias entre escritura y pronunciación. Y por supuesto, si te atreves, podrás convertirte en el rey del karaoke.

4) Aprende fonética inglesa

Vale, de acuerdo, aprender fonética requiere cierto esfuerzo... pero si quieres mejorar tu inglés hablado, de verdad merece la pena que lo intentes.

La fonética es la ciencia que estudia los sonidos del lenguaje, por lo que es imprescindible para entender de verdad cómo se pronuncia un idioma. En el caso del inglés es importante tener en cuenta que las letras con las que se escribe son casi las mismas que el español, pero los sonidos son muy distintos. Por ejemplo, en inglés británico se pronuncian ¡hasta 12 vocales diferentes!

5) Practice, practice, practice

La práctica hace al maestro o, como dicen los ingleses, practice makes perfect. Si quieres mejorar tu inglés hablado, la solución es ¡hablar en inglés! Por suerte, hoy en día lo tienes muy fácil para conseguirlo.

La opción más recomendable para lanzarte a aprender inglés de una vez por todas, es apuntarte a una academia de inglés en la que la práctica del idioma sea un must. Para complementarlo, dispones de un gran número de chats y redes sociales para aprender idiomas, diseñados especialmente para que puedas practicar con otros hablantes. ¡Ya no tienes excusa para no lanzarte a hablar en inglés!

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

 

Social Media: 

Añadir nuevo comentario